La Comunidad Universitaria en la gestión de los eventos II

Es difícil retomar el hilo de mi anterior post y creo que lo voy a hacer opinando sobre la necesidad de la profesionalización en la organización y gestión de actos en las universidades.

Desde hace unos años ya existen las Titulaciones Oficiales como las de Protocolo, Dirección de Protocolo, Producción, Organización y Diseño de Eventos, entre otras. Como todos sabemos la implantación de las Titulaciones Oficiales responden a una demanda social que es detectada tras un “exhaustivo” estudio.

Me resulta sorprendente y curioso a la vez, que las universidades no cuenten con estos profesionales en sus oficinas de organización de eventos, incluso aquellas que imparten dichos títulos. Quizás es que simplemente no existen dichos servicios o no se tiene muy claro cuales serían sus funciones por no mencionar de quien dependerían funcional y orgánicamente.

Hace un año participé en un estudio en el que se pretendía poner de manifiesto esta idiosincrasia. El resultado fue sorprendente. Nos encontramos que la responsabilidad de la organización de actos y eventos con carácter no académico dependían de: Gabinetes del Rector, Gabinetes de Comunicación, Gabinetes de Relaciones Institucionales, Vicerrectorados, Facultades, Departamentos, o se desconocía.

Hoy en día sabemos que el número de actos que una Universidad de tamaño medio realiza en un año ronda los 500 (datos facilitados por Symposium by Emagister). Y yo me pregunto cómo una entidad pública o privada puede pasar por alto estos datos y no tener un mayor control de su imagen institucional, por no hablar del control económico y el consiguiente ahorro de costes. ¿Alguien puede contestarme?